¨LAS GEOMETRÍAS DEL SURREALISMO¨ Texto curatorial Exposición CINEMÁTICA Y REALISMO de Juan Manuel Gaitán en el MAMB – Museo de Arte Moderno de Bucaramanga
Contact us on 0800 123 4567 or info@atelier.com
Contact us on 0800 123 4567 or info@atelier.com

¨LAS GEOMETRÍAS DEL SURREALISMO¨ Texto curatorial Exposición CINEMÁTICA Y REALISMO de Juan Manuel Gaitán en el MAMB

¨LAS GEOMETRÍAS DEL SURREALISMO¨ Texto curatorial Exposición CINEMÁTICA Y REALISMO de Juan Manuel Gaitán en el MAMB
5 julio, 2022 Museo de Arte Moderno de Bucaramanga

LAS GEOMETRÍAS DEL SURREALISMO EN LA OBRA PICTÓRICA  DE JUAN  GAITÁN

Interpretar la obra de Juan Gaitán pasa por recordar arquitectos contemporáneos como Frank Gehry, y otros que han manejado concepciones semejantes a las de éste. Gehry, de manera particular, ha hablado, no sin sorpresa, acerca de la  metafísica implícita en su  arquitectura, es decir, de la carga de significados que surgen más allá de la construcción de sus icónicas obras, en sí mismas. Gehry desarrolla su intención de acudir a nuevas e inesperadas estéticas, simbolismos, dislocamientos, volumetrías, materiales y diseños no lineales  en sus proyectos mundiales, más allá de la ortodoxia y  lo puramente racional, y más allá de la geometría euclidiana, dando cabida, incluso, a la intuición y el inconsciente, a partir de los conceptos de la llamada deconstrucción, una estrategia del  filósofo francés Jacques Derrida, creada, a su vez, a partir de los desarrollos de la ciencia contemporánea, la filosofía de Martin Heidegger y el constructivismo ruso. La deconstrucción pasaría de la arquitectura al arte y el resto de campos de la cultura universal, a partir de la séptima década del siglo XX. Los inicios de la difusión de estos conceptos revolucionarios, que nos tocarían a todos, incluso en campos como la moda y las costumbres, también coincidían, de una u otra manera, con los años iniciales de formación académica del pintor Juan Gaitán. La deconstrucción merodea, de manera velada, incluso inconsciente, en el origen de las fantasías e intenciones formales de sus obras pictóricas abstractas, que ha titulado, de manera genérica, Geometrías del surrealismo. No en vano estudió  algunos semestres de Arquitectura en la Universidad Javeriana de Bogotá. Al hacerlo, descubrió, hace ya décadas, que las formas arquitectónicas impulsaban aún más sus intenciones imaginativas  para desarrollar lo que verdaderamente le interesaba, la pintura, que terminaría estudiando en Estados Unidos.

En las presentes obras, abstracciones geométricas donde también la luz es protagónica, Gaitán investiga sensaciones surgidas de sus muy personales armonías de color, y de imprevistos planteamientos espaciales de controlada anarquía, también conectados con el movimiento pictórico abstracto norteamericano del hard edge, propuesto en la década de los ochenta, y caracterizado por rectas transiciones entre las áreas de color. Gaitán plantea planos imaginarios que flotan entre espacios virtuales, rompiendo con frecuencia la verticalidad mediante ángulos inesperados. Indaga así sobre las sensaciones espaciales que conforman su personal metafísica visual, algo que va más allá de la visión sensible y físico-geométrica euclidiana.

Esta actitud conceptual de su trabajo también fue influida por la presencia de puntos de vista simultáneos en las obras surrealistas y metafísicas de Dalí, Magrite y De Chirico, todos con sugestiones inesperadas sobre la interpretación de la gravedad. “La geometría expresada en mis obras no está sujeta a nada”, afirma, “y ésta es la razón por la cual los diferentes puntos de fuga crean tensiones inesperadas”. Gaitán también guarda recuerdo especial de sus encuentros del pasado con obras de los artistas abstractos y constructivistas universales del siglo veinte, o de colombianos como Fanny Sanín y Manolo Vellojin, reservando para sí mismo las distancias e interpretaciones necesarias, y la utilización de nuevas asociaciones cromáticas.

Las Geometrías del surrealismo de Gaitán también han invadido el campo de su pintura objetual, mediante variados montajes de materiales revestidos con cromatismo informal entre planos abstractos, o lámparas cilíndricas y cúbicas con el valor agregado del arte y la iluminación. Estos trabajos lo condujeron a la creación de sus obras lumínicas cinéticas, dado que incluyen la movilidad y los cambios cromáticos manejados a control, del rojo al verde y al azul, pasando por la luz blanca, mediante la utilización de bandas de luz digital RGB, tecnología adosada a los marcos de obras previamente pintadas. Al interactuar con los ambientes arquitectónicos y sicológicos, sus obras lumínicas revalorizan aún más su carácter cinético. Como corolario, el tratamiento de la luz digital en sus obras anuncia ser vital en el subsiguiente trabajo del gran artista Juan Gaitán

 Octavio Mendoza.